Círculo vicioso en la pareja

Las discusiones en muchas parejas tienden a ser las mismas a través del tiempo, no importa que lleven juntos uno o veinticinco años, los temas se repitan. Se siguen apretando los mismos botones y se sigue reaccionando de la misma manera. Muchas parejas ni siquiera se dan cuenta que caen en este círculo.

Algunas razones de que ésto suceda pueden incluir que prejuzgamos lo que el otro esta pensando o como va actuar. Nos quedamos fijados en que nuestra pareja siempre ha actuado así o sabemos perfecto como piensa sin dar cabida a otra opción o a la posibilidad de cambio.

También puede ser que los botones que el otro esta apretando son botones que se llevan puestos desde la infancia, botones que fueron causados por heridas en esa época y que nunca fueron sanadas.

Miguel y Araceli llevaban 15 años de casados. La queja de Miguel era que Araceli siempre había puesto una barrera y no podía comunicarse con ella, la discusión era siempre la misma, “quiero hablar contigo y siempre callas, no me dices que te pasa y ya estoy cansado de acercarme a ti y sentirme rechazado”, mientras para Araceli el problema era que Miguel no le daba espacio, quería saber todo de ella e invadía su privacidad. Al trabajarlo en terapia de pareja se dieron cuenta que Araceli fue herida de pequeña, fue abusada sexualmente en una ocasión por el amigo de su padre y su protección fue el silencio y el aislamiento, puso una barrera para no ser herida otra vez. Cada que alguien, incluyendo su marido, se trataba de acercar demasiado emocionalmente se sentía incomoda e invadida. Por su parte Miguel fue rechazado por su padre en su infancia y cada que Araceli lo hacía a un lado, la herida que dejó su padre se prendía.

Estos son procesos inconcientes que al traerlos a conciencia pierden su fuerza. Al entender los motivos de nuestras acciones y nuestras reacciones y al compartirlos con nuestra pareja nos ayuda a hacer cambios en nuestra relación y en nuestra vida.

Hendrix Herville en su libro “Consiguiendo el amor que deseas” explica la forma de llevar un dialogo con nuestro par donde se puede hablar de forma tal que entendemos a nuestra pareja y nos sentimos entendidos por ella logrando así sanar heridas que estaban ahí guardadas por años.

Rompamos el círculo vicioso que lleva a una relación estancada y convirtámosla en una relación de crecimiento y sanación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *